Seguidores:

6 de marzo de 2013

Llegarán tiempos mejores. O eso dicen.


Y cuando piensas que ya no puedes más, que has tocado fondo y que lo que toca ahora es subir te das cuenta que aún puedes bajar más. Que los que antes lo significaban todo están acabando con su vida y que los que ahora están no saben sacar las mismas sonrisas.
Cambias y todo se desarma. No te reconoces, no te reconocen ¿acaso importa? Lo dejas todo de lado. Abandonas. Te dejas llevar.
Lágrimas como rutina diaria, tijeras como amigas, báscula como enemiga y música como antidepresivo ¿Algo más? Fin de la historia. 
Una persona desespera, mientras los demás sudan de ti.
Es difícil, crees que superas una piedra y otra más grande te aplasta.

Pero quizás debes saber que hasta las piedras más grandes pueden levantarse, que eres una chica fuerte, que las nubes se van y el sol vuelve a su sitio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario